Cuatro jugadoras del San Ignacio, en la preselección asturiana infantil

Las jugadoras del San Ignacio Adriana, Blanca Z, Cristina y Victoria han iniciado los entrenamientos con la preselección asturiana infantil convocados por la Federación de Voleibol del Principado de Asturias para preparar el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas, que se celebrará del 11 al 14 de abril en Valladolid.

Jugadoras San Ignacio Seleccion Voleibol Asturias

Cristina, Adriana, Blanca Z. y Victoria, tras la sesión de entrenamiento en el Polideportivo de La Tejerona.

Victoria, Cristina, Blanca Z, y Adriana compartirán estas sesiones de preparación con tres jugadoras del Mata Jove A Nerea, Andrea R. y Malena–; seis del RGC Covadonga AAndrea M., Lucía S., Laura, Carmela, Carlota, Covadonga–;  dos del CV Cangas de OnísPaula D. y Alba– y una del CV Noreña Lucía B.,  Colegio Inmaculada Paula V. y Club Nautico de Carreño Lara–, respectivamente.

La primera sesión de trabajo de la preselección se celebró en el Polideportivo Municipal de La Tejerona, en Gijón, a las órdenes del seleccionador José Miguel Pérez, que no pudo estar acompañado por su asistente, la exjugadora colegial Cecilia González Secades, desplazada a Canarias para disputar el encuentro Cuesta Piedra Santa Cruz – RGC Covadonga con el combinado grupista en el que milita. Gran parte de este entrenamiento fue seguido por el presidente de la Federación de Voleibol del Principado de Asturias, Antonio Morales Fernández.

El calendario de preparación contempla entrenamientos los días 11, 12, 13, 18 y 25 de febrero. La FVBPA ha habilitado una sección en su web donde publicará la información relativa a esta fase de preparación como al Campeonato de España de Selecciones Autonómicas.

Con anterioridad a este programa preparatorio se celebraron tres concentraciones en la que participaron 25 jugadoras de nueve equipos. De esta preselección saldrán las jugadoras que definitivamente integrarán el equipo asturiano que acudirá a este torneo del que Asturias en vigente campeón, un triunfo al que contribuyeron las actuales jugadoras cadetes colegiales María, Belén y Marta..

El San Ignacio se enmienda para ganar al RGC Covadonga B

El San Ignacio volvió a protagonizar por segunda jornada consecutiva un partido harto irregular, en el que tras despachar un mal primer set supo enmendar su actuación para firmar otros dos juegos notables que le sirvieron para cerrar el encuentro con una concluyente  victoria ante el RGC Covadonga B por 3-0 (25-20; 25-5; 25-11) y mantener su condición de líder invicto de la Liga A-1 a falta de ocho jornada finalizar el campeonato.

San Ignacio RGC Covadonga B Voleibol Infantil Asturias
RGC Covadonga B y San Ignacio, con el árbitro nacional Juan Carlos Fernández Losada, antes de iniciar el partido.

Tal como les ocurriera en la jornada precedente ante el Colegio Inmaculada, las naranja iniciaron el choque de forma prometedora adquiriendo una ventaja de 6-1, pero como también ocurriera en el derbi jesuita, a medida que avanzaba el primer set cayeron en una fase de desconcierto que permitió al RGC Covadonga B recuperar el terreno perdido, equilibrar el marcador y tutear al San Ignacio hasta superado el ecuador del acto inaugural.

Los males que durante esos momentos aquejaron a las ovetenses no fueron cuestión de  saque ni de remate n del bloqueo, facetas que funcionaban sin mayor queja, aunque lejos de su mejor versión. La aflicción naranja se centró en una deficiente recepción que se veía agravada por por un alto grado de descoordinación en la construcción del juego. Pero pese a este lastre, el San Ignacio supo sujetar las riendas del set más gracias a la calidad individual de las jugadoras que a la efectividad colectiva, destacando el acierto de Sofía, la mejor baza atacante de las ignacianas durante la primera fase del del duelo.

El segundo y tercer round ya fueron otra historia por varios factores. El San Ignacio puso orden en su disposición sobre la cancha, el ataque de Adriana y Blanca Z. cobró el protagonismo que no había tenido durante el primer set y las prestaciones del equipo grupista disminuyeron, favoreciendo todo ello que el partido diera un giro copernicano.

 El vuelco en el devenir del duelo se produjo especialmente en el segundo juego, que las naranja cerraron de forma concluyente dejando prácticamente inéditas a las gijonesas. Una contundencia que replicaron en el set definitivo, donde el San Ignacio volvió a imponerse con holgura al RGC Covadonga B gracias a una notable actuación colectiva, con Lucía y Paula sumándose al acierto atacante de Sofía, Blanca Z. y Adriana.

Con este irregular partido en el que el San Ignacio fue de menos a más y el RGC Covadonga B de más a menos, las naranja suman una nueva jornada al frente de la Liga A-1, una competición en la que el RGC Covadonga A parece ya la única escuadra con opciones de disputarle el título después de que el primer equipo grupista venciera al Mata Jove A por un concluyente 3-0.

Lucía Ballvé en la grada del polideportivo colegial
Lucía Ballvé, en la última fila de la grada del polideportivo colegial.

El encuentro fue presenciado por Lucía Ballvé, ex jugadora colegial, enrolada actualmente en el Feel Volley Alcobendas de la Liga Iberdrola, la categoría reina del voleibol femenino español. Tras asistir al partido de su hermana María con el San Ignacio A Alevín, Lucía siguió lo que restaba del encuentro entre ovetenses y gijonesas hasta su conclusión.

El San Ignacio suma una sufrida victoria ante el Inmaculada

Hasta el mejor escribano echa un borrón. Así le ocurrió al San Ignacio en su visita dominical al centenario Colegio Inmaculada. Pese a ganar por 0-3 (21-25; 17-25; 12-25), las ovetenses despacharon un encuentro muy irregular, sin la efectividad que les distingue en defensa y ataque. Las gijonesas sacaron provecho de esta circunstancia para poner a las naranja en un serio compromiso durante el primer set y la mitad del segundo, pero finalmente acabaron sucumbiendo ante la superioridad global ignaciana.

 

Tras el apacible derbi carbayón, el San Ignacio cumplía con segundo compromiso del fin de semana madrugando para medirse al Inmaculada, que la víspera había caído derrotado ante el CV Cangas de Onís, uno de sus rivales directos en la zona templada de la tabla. Adversario conocido y con oficio, aunque asequible para el nivel habitual de juego del sexteto de Fuentesila. Pero contrariamente a lo previsto, el partido comenzó sorpresivamente a trabarse según avanzaba el primer set y no fue hasta mediados del segundo acto cuando las naranja lograron hacerse definitivamente con el mando del encuentro.

Defensa de Blanca C San Ignacio Inmaculada voleibol

Blanca C., recibiendo un remate gijonés en zona seis.

El duelo comenzó, sin embargo, de forma excelente para los intereses carbayones. Como en la jornada precedente ante el CV Oviedo, Blanca Z. abrió el encuentro con serie de certeros saques que colocaron al combinado naranja 0-6 arriba; una progresión que prolongó Sofía hasta tener el marcador 1-8 de cara. Pero a partir de ese momento surgió un San Ignacio desconocido, vulnerable en defensa, plano en ataque, errático por momentos.

 

El Inmaculada supo sacar entonces importante rédito del irreconocible juego ovetense. Armado sobre una defensa y un bloqueo que ganaba solidez por momentos y con un ataque que encontraba espacios con facilidad en el blindaje colegial, las gijonesas limaron su desventaja de forma vertiginosa, hasta ponerse por delante 12-11. El San Ignacio acababa de meterse en un lío del que parecía no encontrar la salida, especialmente al comprobar que las locales eran capaces de discutirle cada punto y el mando en el marcador. A falta de mejores argumentos, las naranja se atrincheraron tras la eficacia de su saque –Cristina, Carlota, Adriana y Victoria– y en el brazo de Blanca Z. para mantenerse a flote y tomar la ventaja suficiente en la recta final del juego para anotarse el set.

 

La primera mitad del segundo round fue bastante similar al primero. Aunque es cierto que el equipo gijonés comenzó tomando la delantera, el San Ignacio pronto se hizo con el mando con una sólida ventaja que llegó a ser de seis puntos cuando el marcador señalaba 2-8. A partir de ese instante el San Ignacio volvió a las andadas del set inaugural, facilitando que el Inmaculada equilibrara el tanteo 10-10. Y de nuevo las carbayonas se aferraron al saque para salir de atolladero. Con una eficiente serie de servicios, Victoria descompuso por completo a la recepción local, dando aire a las ignacianas con un 10-19 a favor. Aunque las titulares de la cancha siguieron apretando aprovechando el persistente desacierto colegial, ya no pudieron revertir esa desventaja.

 

El tercer y último set tuvo otro argumento distinto. Las jugadoras visitantes dejaron de encadenar fallos, lo que les permitió edificar una ventaja que no dejó de aumentar según avanzaba el juego. Porque aunque el Inmaculada siguió siendo el mismo equipo que acababa de poner contra las cuerdas a las naranja, el San Ignacio supo ofrecer una cara más reconocible, aunque no del todo. Además del saque, que continuó rindiendo satisfactoriamente, el brazo de Adriana empezó a ofrecer un alto grado e acierto, se ganó prestancia en la red y robustez en defensa. Con esa base, las pupilas de Barri no tuvieron mayores problemas para controlar el resto del encuentro y una victoria un complicado partido.

El técnico colegial se dirige a las jugadoras al final del encuentro.

Barri se dirige a las jugadoras al finaliza el partido.

El San Ignacio debe, por tanto, pasar página de lo ocurrido sobre la cancha del Inmaculada, no sin llevarse aprendida como lección que cualquier partido se puede enrevesar de forma inopinada. En vez del adversario asequible que confiaban encontrar al otro lado de la red, el sexteto gijonés resultó un equipo rocoso que supo explotar con tenacidad y acierto el pobre desempeño ovetense, especialmente en set inaugural y en buena parte del segundo. Tal como ha ocurrido, puede volver a suceder. Afortunadamente este mal día que tiene cualquiera tuvo lugar frente a un rival al que incluso echando borrones se le pudo ganar.

A %d blogueros les gusta esto: