El San Ignacio firma una victoria crucial ante el Mata Jove A

El San Ignacio logró sumar una victoria capital ante el Mata Jove A en un vibrante partido que abrió perdiendo el primer set y acabó dominando con suficiencia. Fue un triunfo sufrido y muy trabajado, en el que las naranja tuvieron que emplearse a fondo para superar al sólido, combativo, alegre y desenfadado equipo de La Calzada por 3-1 (22-25; 25-8; 25-8; 25-20). Con esta victoria, las colegialas se afianzan en el liderato de la Liga A-1 y se mantienen una jornada más como la única escuadra que depende de sí misma en la lucha por el campeonato.

Mata Jove A y San Ignacio, antes de iniciar el partido.

Mata Jove A y San Ignacio, antes de iniciar el partido.

El duelo entre ovetenses y gijonesas revestía una especial trascendencia para ambos equipos. Las visitantes tenían ante sí la última oportunidad para no descolgarse definitivamente de la lucha por el título o, en su defecto, optar a una plaza para disputar el Campeonato de España de clubs. Las locales, por su parte, tenían la ocasión de apuntalar su condición de líderes conservando el margen de error del que gozan y también de asegurar su presencia, salvo catástrofe, en el torneo nacional. La dimensión del choque venía dada incluso por la categoría del colegiado designado por la Federación de Voleibol del Principado de Asturias, el árbitro de SuperLiga Rubén Sánchez Rodríguez, además de por la disposición de la cancha, a lo grande.

Con tanto en juego, la primer manga se complicó pronto para el San Ignacio. Pobre con el saque y, sobre todo, endeble en recepción, las ovetenses comenzaron a verse en serias dificultades para contrarrestar el ritmo de juego que imponía el club de La Calzada gracias a un efectivo servicio, una defensa firme y un ataque resolutivo. Pero con las naranja ya a remolque, el escenario empeoró notablemente cuando la dorsal 11 gijonesa empezó a hacer estragos con su saque en la cobertura colegial y aupó a las visitantes con un 7-13 a favor. No fue hasta la rotación que propició Blanca Z. cuando el San Ignacio pudo recobrar la compostura. El servicio de Cristina y el gobierno de Carlota en la red facilitaron una pronta remontada hasta  equilibrar el marcador.

El set entró entonces en una fase de alternativas en la que, con un 19-16 arriba, las de Fuentesila parecía salir ganando. Pero con un servicio en contra en apariencia gestionable, el San Ignacio se vino abajo, volviendo a sufrir enormemente en recepción. Las costuras colegiales cedieron, lo que aprovechó un crecido  Mata Jove A para dejar la manga inaugural virtualmente sentenciada fijando un 19-24 en el luminoso. La tentativa final de Adriana por revertir la situación con su saque sólo sirvió para maquillar el resultado.

Conscientes de que habían agotado las concesiones que podían hacer si querían obtener un buen resultado de cara al campeonato, las naranja afrontaron el segundo set con un talante distinto, más confiado y resolutivo, dejándole claro unas gijonesas hasta entonces superiores que la suerte del duelo no estaba echada. El acierto de Adriana en el remate, la eficacia de Sofía desde la línea de nueve metros y la habilidad de Victoria para buscar la espalda al bloqueo rival permitieron a las ignacianas cobrar una renta de 11-0 que condicionó ya el devenir de la manga. Porque aunque el Mata Jove A continuó siendo un equipo rocoso y batallador, ya no tuvo capacidad para replicar la continuidad que aplicaron las naranja a su serviciodefensaataque.

Equilibrada la contienda, el San Ignacio supo prolongar con éxito la eficacia en su juego, con Blanca Z, debilitando con el saque la capacidad de un ataque visitante, que además comenzaba a encontrarse con serias dificultades para encontrar fisuras en una rehecha defensa naranja. Así, el San Ignacio colocó un parcial de 12-0 en el marcador que dejaba prácticamente liquidado el round. Aunque el Mata Jove A intentó reponerse, las ignacianas mantuvieron firme el control del juego hasta cerrar la manga con la misma holgura que la precedente.

Aunque sin la resolución del segundo y tercer acto, las pupilas de Miguel Barri tampoco tardaron en tomar las riendas del cuarto y definitivo set. Comenzaron a construir su dominio con una resuelta Sofía que simultaneaba la eficiencia al servicio con portentosas defensas. La vanguardia naranja liderada por Blanca Z. se encargó de apuntalar el control llevando el marcado a un 15-7 que parecía definitivo. Sin embargo, para anotarse la manga y el partido el San Ignacio tuvo todavía que frenar sendas acometidas del Mata Jove A, que con una ejemplar competitividad se negó a dar el duelo por perdido hasta el punto final.

Aunque el San Ignacio no obtuvo ante el Mata Jove A el mejor de los resultados posibles, esta victoria ante las gijonesas es muy meritoria por sufrida y trabajada, de altas exigencias colectivas e individuales ante un excelente equipo. Un triunfo en un partido clave que refuerza sus opciones al título al mantener su condición de invicto y conservar una renta en el average de sets que le pone en ventaja sobre el RGC Covadonga A, única escuadra todavía con opciones reales de luchar por la Liga aunque precisando ayuda de terceros, lo que explica la presencia de varias jugadoras grupistas en la grada del polideportivo colegial. 

El punto más largo de la historia

Un minuto y 35 segundos de vertiginoso voleibol protagonizados los equipos chinos del TianJin y el Army, que finalmente se anotó el punto que pasa por ser el más largo de la historia. Nunca un tanto dio para tanto.

El San Ignacio supera sin dificultad al CID-Jovellanos A

El San Ignacio se anotó una cómoda victoria en su visita al IES La Laboral, donde se enfrentó al CID-Jovellanos A en la jornada 15 de la Liga A-1 Infantil. Las colegialas cuajaron un encuentro notable, ofreciendo unas buenas prestaciones en defensa y en ataque sobre las que cimentaron su victoria ante el conjunto gijonés por 0-3 (11-25; 9-25; 9-25).

San Ignacio y CID Jovellanos A saludan al inicio del encuentro.

A estas alturas de campeonato sería enormemente injusto poner en duda la valía del equipo líder, que cuenta además todos sus partidos por victorias. Pero si es cierto que  en las últimas citas ligueras el rendimiento de las naranja no había sido el deseable, sobre todo ante el Colegio Inmaculada, pero también frente el RGC Covadonga B. En ambos duelos el San Ignacio atravesó crisis de juego que, pese a no poner en peligro la victoria final, sí comprometieron más de lo prudente la conquista de un par de sets.

 

En la cita ante el CID-Jovellanos A las ovetenses no sufrieron lagunas, marcando el ritmo del juego en cada uno de los sets disputados. Así comenzaron a corroborarlo ya desde el inicio, cuando tras un empate 3-3 meramente circunstancial, el San Ignacio abrió brecha en el marcador impulsado por la eficacia en el remate de Adriana, Blanca Z. y Victoria, que además firmó cuatro aces consecutivos que dejaron el marcador en 4-11. Pese a gozar de esta holgada diferencia, las colegialas no aflojaron. Siguieron sacando provecho a la consistencia de su servicio, con el que forzaron numerosos free que la delantera naranja supo ir resolviendo con puntual acierto hasta ganar el juego.

 

La dinámica del set inaugural tuvo su continuidad en el segundo. Circunstancialmente el CID-Jovellanos aprovechó tres errores colegiales para adelantarse en el marcador, pero esa ventaja fue efímera y se truncó en cuanto el San Ignacio volvió a adueñarse de la dinámica del partido. Para ello primero anuló la capacidad de ataque de las gijonesas con la contundencia de su saque y seguidamente fue cerrando punto a punto remate a remate, bloqueo a bloqueo, hasta trenzar sendos parciales de 0-7 y 0-5 que dejaron el round decantado definitivamente a su favor.

 

El juego definitivo siguió la ruta que habían marcado los dos precedentes, incluso con mayor brío. Especialmente porque los sucesivos ataques ganadoeres de Adriana se bastaron y sobraron para allanar el camino desde un primer momento. La contribución subsiguiente de Cristina con el saque y los certeros remates de Blanca Z. acabaron por apuntalar una ventaja que no dejó de ampliarse hasta el último punto.

 

Con este buen encuentro, el San Ignacio sigue con paso firme su trayectoria en la A-1, una ejecutoria que deberá refrendar la próxima jornada ante el Mata Jove A, un choque que será decisivo en el devenir del campeonato. Nada mejor para encarar esa trascendental cita que el buen partido disputado por las naranja ante el CID-Jovellanos; un triunfo logrado no obstante ante un equipo esforzado y trabajador, pero sin el punch necesario para exigir la mejor versión colegial. Nada que ver, por tanto, con lo que previsiblemente será el choque contra el sólido conjunto de La Calzada, único que equipo que ha demostrado saber ganarle un set a las ignacianas esta temporada.

Juanfran junto a Barri conversa con las colegialas al final del encuentro.

Juanfran junto a Barri conversan con las colegialas al final del encuentro.

Al finalizar el encuentro, las jugadoras del San Ignacio recibieron la visita sorpresa Juan Francisco Pérez Juanfran, actual técnico del Santo Domingo de Soria, que hizo una escapada hasta el IES La Laboral aprovechando un hueco en su visita a Asturias con la intención de ver a sus ex pupilas en acción al menos durante un set. El expeditivo triunfo de las naranja en menos de una hora se lo impidió,

A %d blogueros les gusta esto: